Terapias

María Doménech

Terapia regresiva

La terapia regresiva es una de las técnicas que mejores resultados está dando a una gran cantidad de personas. Por este motivo, en este artículo vamos a profundizar más en este concepto, explicando qué es, en qué consiste y en qué campos de acción se aplica.

¿Qué es la terapia regresiva?

La terapia regresiva es una técnicatranspersonal, en la que el experto trae a la conciencia presente los traumas o experiencias desagradables de la vida que vivimos actualmente y de vidas pasadas. Estas experiencias se refugian en el subconsciente y perturban nuestra vida actual; por ello, traerlas a la conciencia habitual ayuda a trabajarlas terapéuticamente.

Realmente, esta técnica se puede considerar como una Terapia del alma porque el origen de los dolores se encuentra en el alma, y es esta parte la que hay que sanar.

La causa de cualquier afección psíquica y comportamiento o actitud equivocada encuentra sus raíces en nuestra alma.

De esta manera, al llevar a cabo un encuentro consciente con el alma, esta técnica terapéutica nos permite resolver los dolores y emociones que perturban nuestro día a día. Pero además, también nos permite comprender el sentido, la razón y la importancia de esta vida.

¿EN QUÉ SE BASA ESTA TERAPIA?

Esta técnica contiene tres premisas básicas que debes tener muy claras para entenderla:

– Inclusión de experiencias que se han tenido en vidas pasadas en el trabajo terapéutico.
– Definición y descubrimiento de la relación que existe entre los síntomas psíquicos de la vida actual con las experiencias traumáticas de vidas anteriores.
– Desarrollo de la capacidad natural del ser humano para recordar sus vidas anteriores.

Ciertamente, existen muchas dificultades y conflictos emocionales en nuestra vida cotidiana que se originan por las experiencias dolorosas o traumáticas en otras vidas. Estas experiencias nos marcan tanto que no se agotan con la muerte. Por el contrario, dejan una secuela emocional que puede quedar tan grabada en nuestro ser que se proyecta hacia las vidas siguientes.

De esta manera, cuando morimos y el alma deja su cuerpo atrás, esta puede llevarse consigo un lastre de emociones encontradas. Así pues, el miedo, la culpa o el desamparo pueden mezclarse con la ira, el odio, la furia o la sed de venganza.
Estas emociones se adhieren al alma y se convierten en una energía emocional negativa. Y a su vez, esta energía da lugar a patrones de conducta, mandatos y creencias, reacciones estereotipadas y una compulsión a la repetición de conductas que condiciona nuestra forma de actuar en el día a día.

Por tanto, podríamos decir que a la hora de enfrentarnos a las circunstancias que nos depara nuestra vida, las reacciones vienen condicionadas por las fuerzas que provienen del pasado. Cuanto más insólita y fuera de lugar es una reacción, más probabilidades existen de que se trate de una emoción originada en una vida anterior.

Para nuestra alma el tiempo no existe. Todo está en ella en el mismo tiempo. Por este motivo, lo que realmente le ocurre al alma y, por ende, a nosotros, es que estamos viviendo muchas vidas al mismo tiempo que la actual.

Frente a las distintas circunstancias que nos toca vivir cada día, reaccionamos sin saberlo impulsados por estas fuerzas provenientes del pasado. Así pues, cuando nos encontramos ante un suceso concreto y reaccionamos de manera emocional sin poder evitarlo, lo más probable es que se deba a que en un nivel inconsciente nuestra alma esté reviviendo una experiencia pasada que se ha activado por su semejanza con la situación actual.

Por ejemplo, esto puede darse en el caso de una persona que padezca claustrofobia. Cuando está encerrada, esta persona siente ansiedad, falta de aire y miedo a morir. Esta es la sensación que se percibe de forma física y consciente. Pero en un nivel inconsciente puede que su alma esté recordando el momento en el que murió por asfixia en algún tipo de derrumbamiento.

Aunque la persona no tenga recuerdos conscientes de ello, su alma sí puede revivir esta experiencia y todas las sensaciones físicas y emocionales de la vida anterior debido a que este sentimiento se ha adherido alma al salir de su cuerpo. Un fragmento del alma quedo allí atrapado. Cada vez que te enfrentes a la posibilidad de quedarte atrapado en un lugar cerrado experimentará las reaccione de la claustrofobia sin poder evitarlo.

¿Quieres saber más sobre la terapia? pincha aquí.

Una mala relacion ? Te preguntas porque atraes a tu vida el mismo tipo de personas?

Que experiencia del pasado estas reviviendo?

Sientes miedos , sin razon aparente ? Quiza estas reviendo algo que ya ocurrio

Estas preguntas pueden ser respondidas en una consulta de Terapia Regresiva

Resueltas tus dudas?

Reservamos cita para tu primera entrevista?

¿Qué es la terapia regresiva?

Esta terapia es una técnicatranspersonal, en la que el experto trae a la conciencia presente los traumas o experiencias desagradables de la vida que vivimos actualmente y de vidas pasadas. Estas experiencias se refugian en el subconsciente y perturban nuestra vida actual; por ello, traerlas a la conciencia habitual ayuda a trabajarlas terapéuticamente.

Realmente, esta técnica se puede considerar como una Terapia del alma porque el origen de los dolores se encuentra en el alma, y es esta parte la que hay que sanar.

La causa de cualquier afección psíquica y comportamiento o actitud equivocada encuentra sus raíces en nuestra alma.

De esta manera, al llevar a cabo un encuentro consciente con el alma, esta técnica terapéutica nos permite resolver los dolores y emociones que perturban nuestro día a día. Pero además, también nos permite comprender el sentido, la razón y la importancia de esta vida.

¿EN QUÉ SE BASA ESTA TERAPIA?

Esta técnica contiene tres premisas básicas que debes tener muy claras para entenderla:

– Inclusión de experiencias que se han tenido en vidas pasadas en el trabajo terapéutico.
– Definición y descubrimiento de la relación que existe entre los síntomas psíquicos de la vida actual con las experiencias traumáticas de vidas anteriores.
– Desarrollo de la capacidad natural del ser humano para recordar sus vidas anteriores.

Ciertamente, existen muchas dificultades y conflictos emocionales en nuestra vida cotidiana que se originan por las experiencias dolorosas o traumáticas en otras vidas. Estas experiencias nos marcan tanto que no se agotan con la muerte. Por el contrario, dejan una secuela emocional que puede quedar tan grabada en nuestro ser que se proyecta hacia las vidas siguientes.

De esta manera, cuando morimos y el alma deja su cuerpo atrás, esta puede llevarse consigo un lastre de emociones encontradas. Así pues, el miedo, la culpa o el desamparo pueden mezclarse con la ira, el odio, la furia o la sed de venganza.
Estas emociones se adhieren al alma y se convierten en una energía emocional negativa. Y a su vez, esta energía da lugar a patrones de conducta, mandatos y creencias, reacciones estereotipadas y una compulsión a la repetición de conductas que condiciona nuestra forma de actuar en el día a día.

Por tanto, podríamos decir que a la hora de enfrentarnos a las circunstancias que nos depara nuestra vida, las reacciones vienen condicionadas por las fuerzas que provienen del pasado. Cuanto más insólita y fuera de lugar es una reacción, más probabilidades existen de que se trate de una emoción originada en una vida anterior.

Para nuestra alma el tiempo no existe. Todo está en ella en el mismo tiempo. Por este motivo, lo que realmente le ocurre al alma y, por ende, a nosotros, es que estamos viviendo muchas vidas al mismo tiempo que la actual.

Frente a las distintas circunstancias que nos toca vivir cada día, reaccionamos sin saberlo impulsados por estas fuerzas provenientes del pasado. Así pues, cuando nos encontramos ante un suceso concreto y reaccionamos de manera emocional sin poder evitarlo, lo más probable es que se deba a que en un nivel inconsciente nuestra alma esté reviviendo una experiencia pasada que se ha activado por su semejanza con la situación actual.

Por ejemplo, esto puede darse en el caso de una persona que padezca claustrofobia. Cuando está encerrada, esta persona siente ansiedad, falta de aire y miedo a morir. Esta es la sensación que se percibe de forma física y consciente. Pero en un nivel inconsciente puede que su alma esté recordando el momento en el que murió por asfixia en algún tipo de derrumbamiento.

Aunque la persona no tenga recuerdos conscientes de ello, su alma sí puede revivir esta experiencia y todas las sensaciones físicas y emocionales de la vida anterior debido a que este sentimiento se ha adherido alma al salir de su cuerpo. Un fragmento del alma quedo allí atrapado. Cada vez que te enfrentes a la posibilidad de quedarte atrapado en un lugar cerrado experimentará las reaccione de la claustrofobia sin poder evitarlo.

¿Quieres saber más sobre la terapia? pincha aquí.

Una mala relacion ? Te preguntas porque atraes a tu vida el mismo tipo de personas?

Que experiencia del pasado estas reviviendo?

Sientes miedos , sin razon aparente ? Quiza estas reviendo algo que ya ocurrio

Estas preguntas pueden ser respondidas en una consulta de Terapia Regresiva

Resueltas tus dudas?

Reservamos cita para tu primera entrevista?

Contacta conmigo

Estaré encantada de atenderte y solucionarte cualquier duda que te haya surgido. ¡Empecemos cuanto antes!

 

Llámame

Movil: 603 15 57 43

Escríbeme

contacta@mariadomenech.es 

Sígueme

.

Información legal sobre el formulario de contacto

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporcionas serán tratados por MARÍA DOMENECH SANCHEZ como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es la de mantener contigo un contacto comercial y enviarte la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Te informo además de que estos datos que me facilitas estarán almacenados en los servidores de 1&1, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de 1&1).

No comunicaremos ni cederemos tus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir tus datos con terceros, te informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de tus datos en contacto@mariadomenech.com.

Puedes consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Sígueme

.

Información legal sobre el formulario de contacto

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporcionas serán tratados por MARÍA DOMENECH SANCHEZ como responsable de este sitio web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es la de mantener contigo un contacto comercial y enviarte la información requerida o formalizar nuestra relación contractual.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades descritas en la POLÍTICA DE PRIVACIDAD. Te informo además de que estos datos que me facilitas estarán almacenados en los servidores de 1&1, proveedor de hosting dentro de la UE (ver Política de Privacidad de 1&1).

No comunicaremos ni cederemos tus datos a terceros con finalidad comercial o publicitaria. Si por cuestiones exclusivamente operativas hemos de compartir tus datos con terceros, te informaremos puntualmente y de forma transparente por medio del correo electrónico.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de información, acceso, rectificación, limitación, portabilidad y supresión de tus datos en contacto@mariadomenech.com.

Puedes consultar la información detallada en nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD.