Radiestesia

María Doménech

Radiestesia en Madrid

La Radiestesia es una percepción extrasensorial que se puede englobar en lo que se conoce como «sexto sentido«. Es la capacidad que portamos al nacer de percibir las radiaciones energéticas.

El término radiestesia cobró vida entre 1920-1930 de mano del abate francés Bouly. Este vocablo está formado por la palabra latina “radium” (radiación) y la griega “aisthesis” (percepción)

El radiestesista percibe una información de la cual no es consciente, posiblemente a través del inconsciente. Éste transmite un impulso eléctrico a los músculos del brazo, haciendo que el péndulo gire o se mueva, y en el caso de las varillas que se abran o se crucen entre sí. Interpreta el radiestesista estos movimientos como respuestas positivas o negativas a sus preguntas.

RESERVA TU SESIÓN ONLINE

Radiestesia y salud

La radiestesia es una herramienta más que nos ayuda a testar a la persona, y saber cómo se encuentra de salud en un momento concreto, tanto mental, como emocional y físicamente, midiendo el grado de equilibrio y de evolución de la persona.

En caso de existir un desequilibrio, se hacen las correcciones precisas con frecuencias de sanación o la terapia más conveniente en cada caso.

Lo que tenéis que saber es que cuando se trata a la persona lo primero que se armoniza, es la parte no visible del ser, lo que se sana es el Alma, la Mente, y posteriormente cuando se integran ya dichas frecuencias, es cuando se ve reflejado en el cuerpo físico encontrando la mejoría.

¿Qué es lo que se testa?

Principalmente la calidad biótica de la persona, la persona sana está entre 7.000 y 8.500ub. (Unidad Boris) Considerando nocivo para la salud toda frecuencia vibratoria por debajo de 6.000ub.

El cáncer es fácilmente detectable, ya que la persona se encuentra con una calidad biótica inferior o igual a los 5.000 ub. Muchas veces, la calidad biótica de una persona, lo determina también la calidad biótica del lugar en el que se encuentra, donde trabaja o incluso donde duerme, y puede que nos indique si habitualmente pasa la mayoría de su tiempo sobre una geopatía lo que produce esos equilibrios pudiendo llevar incluso a la enfermedad.

El estrés

También las Frecuencias cerebrales, El estrés es el origen de todas las enfermedades físicas y mentales, cuando estamos por encima de los 25hz nos desconectamos, perdemos nuestra gestión emocional, entramos en un estado de estrés, y como consecuencia de dicho estrés, nos convertimos en personas manipulables, influenciables, y previsibles. Por encima de los 25hz toda decisión que tomemos será poco acertada. Por el contrario una persona entre 13 y 25 hz, tiende a ser estable, física y mentalmente, evitando procesos de enfermedad. Y, si nuestras frecuencias cerebrales, están en 13 hz, nos encontramos en el punto de máximo rendimiento y aprendizaje y por debajo de los 13 hz cerebrales, nuestro cuerpo comienza los procesos de recuperación y salud.

Nuestro Aura o Campo Energético

En nuestra aura se testa la cantidad de energía de la que disponemos para llevar acabo nuestra tarea diaria, y hacer frente a cualquier dificultad, y/o enfermedad que pudiera presentarse. Se testa La fuerza vital y la reserva energética que tenemos. Se mide el tamaño de nuestro campo áurico.

Nuestro campo áurico, esta alrededor de los 4 m, conforme nos vamos desgastando, nos desprotegemos energéticamente, y damos la posibilidad a la aparición de las distintas enfermedades. Siempre que se diagnostica un cáncer, por ej. el campo áurico suele ser inferior a 60-70 cm aproximadamente. En el caso de personas equilibradas y evolucionadas tanto físicas como mentales, emocional y espiritualmente su campo energético puede medir 12 metros.

Tu estado de equilibrio
LA ENERGÍA YIN-YANG DEL CUERPO

Al igual que el yin y el yang, la energía en el cuerpo humano se divide también en dos partes o hemisferios:

La parte alta yang desde el plexo solar hacia la cabeza. Es la zona que tiene que estar más fresca pues le llega la energía yang del sol. Es donde se producen las acciones aéreas (respiración, pensar, oler, etc).

La parte baja yin desde el plexo solar hacia los pies. Es la zona de digestión, eliminación, del sistema reproductor. Esta zona tiene que estar caliente ya que le llega más energía yin de la tierra.

Todos tenemos una tendencia a más yin o más yang. Incluso el color de la piel nos da indicaciones de la energía que hemos heredado. El exceso o defecto de uno de estos dos parámetros, se considera desequilibrio, y altera nuestro estado de conciencia, provocándonos trastornos mentales como confusión, depresión, estado de ánimo alterado, ansiedad… Esto tiende a normalizarse cuando se armonizan ambas partes. Estar en equilibrio significa que nuestro YIN esta en armonía con nuestro YANG, y que todos nuestros chacras vibran con la misma calidad biótica. Un desequilibro YIN – YANG, nos dice que al menos un chacra vibra de forma distinta al resto, en este caso tendríamos que hacer un estudio más profundo de cómo están nuestros chacras.

Los Chacras principales:

Se testa el nivel vibracional, comprobando la calidad biótica de cada uno de los chacras, cada chacra nos da una información muy valiosa del proceso en el que se encuentra una persona y las actitudes que está tomando en ese momento. Esto determina si esta en equilibrio o no, y que chacras tiene desequilibrados. La salud, consiste en estar en equilibrio con uno mismo. El tener una chacra más desarrollado que otro, implica un desequilibrio.

Los chacras inferiores nos hablan de tu conexión con la tierra de tus proyectos logros y metas y los superiores nos hablan de Intuición, Ser, Infinito tu espiritualidad.

Como profesional te diré que hay más parámetros para testar, aquí he querido reflejar alguno de los más importantes. Si te has sentido identificado con algo que he mencionado.
Puedes pedir una cita informativa gratuita.

Abrir chat