Creer que los hombres narcisistas solo eligen a parejas vulnerables, fáciles de manipular y emocionalmente dependientes, es caer en el cliché de que hay una única clase de narcisismo. Por un lado tenemos a los narcisistas ególatras, pero por el otro se encuentran aquellos que son tan inseguros de sí mismos, que necesitan construir un muro a su alrededor para sobrevivir emocionalmente. Ese muro es la actitud narcisista.

¿Por qué un narcisista llegó a ser lo que es?

La psicología humana es muy compleja y no tiene los mismos mecanismos en todas las personas. Crecer bajo una figura paterna estricta, autoritaria, poco dada al cariño y aficionada a juzgar, puede generar dos clases de personalidades opuestas: retraída o narcisista.

Muchos niños que deben tolerar ser desmerecidos por sus la figura masculina de sus progenitores, crean un mecanismo de autodefensa a través le dicen al mundo “lo puedo todo.” Al haber tenido que oír una y otra vez que no llegarían a nada en la vida, reaccionan proyectando al mundo la imagen contraria: la de autosuficiencia.

Por lo tanto, tenemos que, en muchos casos, el narcisismo es una respuesta que el adulto tiene cuando de niño no fue apoyado e incentivado por su padre.

¿Qué se logra con la personalidad narcisista?

El narcisismo tiene muchos propósitos, entre los cuales se destacan el liderar, el impactar y el dar a entender que todo lo pueden. Sin embargo, esta máscara de protección también sirve para atraer a su lado a mujeres exitosas y seguras de sí mismas.

¿Por qué querría un hombre narcisista a una mujer así a su lado? Porque con una pareja así ya no volverá a sentirse vulnerable. Esta clase de hombre narcisista lo que busca en una pareja es la protección y la contención. Una mujer con la suficiente autoconfianza como para ir por la vida sin necesitar de la ayuda de nadie, no tiene el ánimo para defenestrar a su pareja. Y esto es precisamente lo que quiere un hombre narcisista de este tipo: que nadie dude de su capacidad.

¿Por qué a las mujeres seguras de sí mismas les atraen los narcisistas?

Una mujer exitosa y segura busca un hombre que sabe lo que quiere. Por lo tanto, lo que le atrae es el histrionismo y excesiva caballerosidad del narcisista. Tanto el despliegue verbal como la generosidad de esta clase de hombre, hacen que la mujer segura sienta que ha encontrado a esa pareja ideal que ha buscado toda la vida.

Esta historia puede tener un final feliz si el hombre narcisista encuentra en esta mujer la paz que durante sus años más frágiles su padre no supo darle. Pero, ¿esto siempre ocurre así? Lamentablemente, no.

El lado oscuro del narcisismo

Algunos hombres narcisistas usan su pantalla de personas seguras y confiables solo para atraer a mujeres exitosas y con autoconfianza, para después destruirlas.

Esta clase de proceder es típica de un hombre que se siente menos que el resto del mundo y elige quebrantar la voluntad de aquellas personas que considera son mejores que él. Esto se debe a que, al lograrlo, se sentirá en una posición de superioridad con respecto a esa mujer tan segura que, sin saberlo ni quererlo, hacía que se sintiera amenazado.

Cuando el narcisismo actúa de forma negativa en nuestra personalidad, lo que buscamos es dejar al resto del mundo en una posición inferior a la nuestra.

La estrategia, en estos casos, consiste en convertirnos en una especie de “trampa humana.” Primero endulzamos a nuestra “presa” para que esta desarrolle confianza en nosotros. De modo que los primeros tiempos de la relación están destinados a mostrar nuestra mejor versión. Sin embargo, cuando la persona sienta que puede confiar en nosotros, sacaremos a relucir una personalidad que en nada se parece a la que habíamos mostrado hasta entonces.

Es aquí que la peor cara del narcisismo se hace visible y comenzamos a destruir a la otra persona.

Cómo detectar a un hombre con trastorno narcisista

Dado que esta clase de hombre puede llegar a aniquilar emocionalmente a su pareja, resulta de suma utilidad identificar los rasgos de un narcisista desde el comienzo:

  • Enfadarse al no recibir un trato especial
  • Tratar a otras personas como si debieran estar a su servicio
  • Manifestación de desprecio hacia los otros
  • Ostentación de los bienes propios
  • Hacer alarde de los logros personales
  • Falta de control en la conducta
  • Carencia de dominio de las emociones
  • Dificultad extrema para adaptarse a los cambios
  • Buscar la perfección y deprimirse al no hallarla

Cuando el narcisismo llega al punto de ser un trastorno, la persona siente que su vida está destruida y, de acuerdo a las características que hemos enumerado, no intentará sanar a través de su relación, sino doblegar a la persona que lo ama, para así sentirse con poder e importante.

La psicoterapia para tratar el trastorno narcisista

Afortunadamente, existe una terapia psicológica muy efectiva para tratar al trastorno narcisista: se trata de la psicoterapia. Los objetivos que persigue esta terapia son precisamente los opuestos del narcisismo:

  • Lograr una buena relación con los demás
  • Desarrollar las habilidades interpersonales
  • Conseguir intimidad verdadera en las relaciones
  • Alcanzar la gratificación a través de los vínculos emocionales
  • Disminuir el ansia irrefrenable por competir y dominar

Vivir sin narcisismo lleva su tiempo, pero es posible y los resultados son para toda la vida.

Abrir chat